Untitled Document
 



INFORME QUE PRESENTA LA ACADEMIA NACIONAL DE LA HISTORIA CON OCASIÓN DE LA ENTREGA AL ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN DE LA DOCUMENTACIÓN QUE INTEGRA EL ARCHIVO DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR.

PREAMBULO
.

La Academia Nacional de la Historia fue creada mediante Decreto dictado por el entonces Presidente de la República, Dr. Juan Pablo Rojas Paúl, en fecha 28 de octubre de 1888, Gaceta Oficial N°. 4474 del día 29 de octubre de 1888 y dentro de su ámbito de actuación se le estableció como obligación en el numeral 10 del artículo 2° de su Decreto de creación, la de “Acopiar materias para la Historia de Venezuela en todas las diversas manifestaciones de la actividad pública, a cuyo efecto empezará a formar los anales patrios a contar desde la fecha de su instalación; y dictar, en suma, todas las disposiciones que considere útiles para el mejor desempeño del alto encargo que se le confía por el presente Decreto.” La Academia Nacional de la Historia, a lo largo de su existencia, ha dado fiel cumplimiento a las obligaciones que a su cargo se establecieron y así en uso de la facultad reglamentaria establecida en el artículo 6° del Decreto de creación, en fecha 13 de noviembre de 2003 Gaceta Oficial N°. 38.046 del día 19 de octubre de 2004, emitió su Reglamento de funcionamiento actualmente vigente, en el cual en su artículo 4°, Asuntos preferentes para la Academia, dispuso:
1.    El acopio de los materiales propios para facilitar su trabajo.
2.    La adquisición del mayor caudal de documentos históricos que principalmente se relacionen  con la Historia de Venezuela o de América.
3.    El fomento de sus fondos bibliográficos, a cuyo efecto procurará adquirir  la mayor cantidad de obras impresas o inéditas, antiguas y modernas, principalmente  relacionadas con la Historia de Venezuela o América.
4.    Realizar investigaciones de carácter histórico, en sus propios fondos archivísticos y bibliográficos o en otros del país o del exterior, siempre de acuerdo con las normas generales de este Reglamento y las que dicte la Academia.
5.    Publicar una “Biblioteca” de obras de carácter histórico, sin menoscabo de igualmente publicar obras literarias que puedan reflejar determinados ambientes o épocas de interés para la Historia del país. Tales publicaciones serán realizadas de acuerdo con las normas de este Reglamento y las que dicte la Academia. La Academia, en sus publicaciones, dará siempre preferencia a las obras de los Individuos de Número y a los trabajos de investigación patrocinados, dirigidos  o relacionados con la propia Academia.

Investida la Academia Nacional de la Historia de la cualidad indicada, recibió del Ejecutivo Nacional, durante el año de 1999, en custodia y mantenimiento, el Archivo del Libertador. Posteriormente, en abril del presente año, mediante el Decreto N°. 7.375 de fecha 12 de abril de 2010, Gaceta Oficial N°. 39.402 del día 13 de abril del mismo año, el Ejecutivo Nacional ordenó a la Academia Nacional de la Historia transferir al Archivo General de la Nación el precitado Archivo del Libertador.

Teniendo presente nuestra condición de custodios de tan importantes documentos y las obligaciones que en nuestra condición de depositarios de los mismos, hemos considerado pertinente elaborar y entregar el presente informe de modo de rendir cuenta de nuestra actuación en la custodia, resguardo y mantenimiento de los bienes encomendados.



INFORMACIONES ESENCIALES
1.    Localización

1.1    Título del elemento patrimonial documental:
Archivo del Libertador Simón Bolívar.
1.2    País:
República Bolivariana de Venezuela.
1.3    Estado, Provincia ó Región:
Caracas - Distrito Capital
1.4    Dirección:
Academia Nacional de la Historia, Av. Universidad, Bolsa a San Francisco, Palacio de las Academias, Zona Postal 1010.
1.5    Nombre del Organismo:
Academia Nacional de la Historia.

2.    Bases Jurídicas:
2.1    Propietario:
La República Bolivariana de Venezuela.
2.2    Depositario:
Academia Nacional de la Historia. Avenida Universidad, Bolsa a San Francisco, Palacio de Las Academias, Caracas. Zona postal 1010. Telefax 4823849. E-mail: anhistoria@cantv.net 

I. DE LA RECEPCIÓN DEL ARCHIVO DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR POR PARTE DE LA ACADEMIA NACIONAL DE LA HISTORIA.

I.1.- Según se estableció mediante el Decreto No. 3.211 de fecha 13 de enero de 1999, publicado en la Gaceta Oficial No. 36.629 de 26 enero de 1999, el Ejecutivo Nacional concedió a la Academia Nacional de la Historia la guardia custodia y mantenimiento del Archivo del Libertador. El mismo Decreto estableció dar continuidad a la publicación y edición critica de los Escritos del Libertador (anexo 1, Decreto 3.211).

I.2.- El 28 de enero de 1999 se dio cumplimiento a lo ordenado mediante el Decreto 3.211 del Ejecutivo Nacional. Esta entrega se llevó a cabo en la sede del Archivo del Libertador, ubicada entre las Esquinas del Chorro y San Francisco, y el Director de la Academia Nacional de la Historia, Dr. Rafael Fernández Heres y la Secretaria de la Academia Nacional de la Historia, Lic. Marianela Ponce, recibieron del Dr. Asdrúbal Aguiar, Ministro de Relaciones Interiores, representado en ese acto por el Dr. César Enrique García Cedeño, Director General Sectorial de Política Interior y la Consultora Jurídica, Dra. Dilcia Mileo de Rivas, los documentos que integran el Archivo del Libertador, conformado por las tres secciones que lo conforman y la documentación que le es inherente. (Anexo 2, copia del acta de entrega).

I.3.- Ese mismo día la Junta Ordinaria de la Academia Nacional de la Historia, acordó hacer del conocimiento público su posición frente a la  situación del Archivo del Libertador y la edición de sus Escritos. En comunicado publicado por la prensa nacional de fecha 29 enero 1999, se  dieron a conocer las acciones pertinentes para garantizar la seguridad y custodia  del archivo (Anexo 3, comunicado de la Academia Nacional de la Historia)

I.4.- El 4 de marzo de 1999, la Junta Ordinaria de la Academia Nacional de la Historia en ejercicio de su potestad reglamentaria, aprobó el Reglamento del Archivo del Libertador, el cual en su parte pertinente indica:

1.    La Academia Nacional de la Historia designará, en la ocasión de la elección de la Junta Directiva, y de entre sus Individuos de Número, un Curador del Archivo del Libertador, quien pasará a formar parte sólo con voz, de la Junta Directiva de la Academia Nacional de la Historia.

2.    Tendrá a su cargo la inmediata responsabilidad de la custodia y manejo del Archivo del Libertador, así como también la dirección de la edición de los  Escritos del Libertador, además de la organización, preservación y recolección de materiales documentales para enriquecer permanentemente tan valioso repositorio histórico.

3.    El Curador del Archivo queda también facultado para establecer vínculos de cooperación activa, con instituciones nacionales o extranjeras que tengan por finalidad el culto a la memoria del Libertador Simón Bolívar o estén dedicadas a la investigación y la enseñanza de la Historia, o a la conservación y manejo de documentos históricos, tales como Archivos públicos o privados, Universidades, Bibliotecas, Registros, etc. que permitan enriquecer el Archivo del Libertador con copias fotomecánicas, microfilmes, información digitalizada y otros sistemas que sean pertinentes. Igualmente queda facultado para que pueda mostrar el Archivo, con las debidas seguridades  y con carácter eminentemente pedagógico a estudiantes o visitantes, venezolanos o extranjeros. (Anexo 4 copia del Reglamento aprobado).

I.5.- Luego de aprobado el reglamento del Archivo del Libertador, se procedió a elaborar un “Proyecto para la organización del Archivo  del Libertador y los Escritos del Libertador”.  Abril 1999.

De acuerdo al proyecto se fijaron una serie de objetivos:
1-    Atender los asuntos que permitiesen tomar posesión del inmueble cedido en comodato a la Academia Nacional de la Historia por la Alcaldía del Municipio Libertador como sede del Archivo del Libertador.

2-    Solicitar ante el Centro Nacional de Conservación de la Biblioteca Nacional un informe detallado del estado en el cual se encontraban los documentos del Archivo del Libertador.

3-    Adecuar el inmueble otorgado en comodato por la Alcaldía del Municipio Libertador, a fin de garantizar que estuviese en las condiciones óptimas para albergar el Archivo del Libertador.

4-    Dar continuidad a la publicación de los Escritos del Libertador a partir del tomo XXVIII, último tomo dispuesto para su publicación hasta ese momento.

5-    Obtener asesoría y orientación del Centro Nacional de Conservación de la Biblioteca Nacional para el traslado y conservación adecuada del Archivo del Libertador.

6.    Dotar al archivo de la infraestructura inmobiliaria necesaria para las actividades de archivología, investigación y administración contemplada en el reglamento del Archivo del Libertador.

I.6.- Se recibieron numerosas comunicaciones de entidades públicas y privadas saludando la decisión del Ejecutivo y augurando el mayor éxito a la Academia en el desempeño de la responsabilidad que le asignaba el decreto, se pronunciaron en este sentido: la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la República, el Instituto de Patrimonio Cultural, el Consejo Municipal del Distrito Libertador, Consejo Nacional de la Cultura, la Gobernación del Distrito Federal, el Ministerio de Industria y Comercio, el Ministerio de Educación, la Universidad Rómulo Gallegos, la Universidad del Zulia, Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt, Universidad Experimental del Táchira, Universidad Central de Venezuela, Universidad de Los Andes, Biblioteca Nacional y la Secretaría de la Presidencia de la República. (Anexo 5 selección de correspondencia citada).

I.7.- En relación al estado y conservación de los documentos que forman parte del Archivo del Libertador recibidos por la Academia Nacional de la Historia, se solicitó al Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional, un informe respecto al estado en el cual se encontraba la documentación. Este informe fue entregado a la Academia Nacional de la Historia, el día 16 de abril de 1999. De acuerdo al informe los documentos se encontraban en mal estado, desorganizado, con deterioros físicos y químicos, destacaban como causante de este deterioro las siguientes razones: suciedad generalizada, manipulación excesiva e inadecuada, acidez, laminación, reparaciones inapropiadas, manchas generalizadas, friabilidad de soporte, desvanecimiento de tintas y encuadernación inadecuada, en los pisos

de la bóveda del Archivo del Libertador se encontraban paquetes de fichas, las cuales al parecer contienen información sobre los documentos que conforman el Archivo que carece por completo de un inventario sistematizado, también se encontraba material fotocopiado, aparentemente relacionado con el Libertador, sin información que la respalde. (Anexo 6 Informe de la Biblioteca Nacional).


II. DE LA ACTUACIÓN DE LA ACADEMIA NACIONAL DE LA HISTORIA DURANTE LA CUSTODIA Y MANTENIMIENTO DEL ARCHIVO DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR.

II.1. ACTOS DE CONSERVACIÓN Y MEJORAMIENTO DEL ARCHIVO.

II.1.1.- En cuanto a la localidad en la cual se encontraba la documentación, se hizo un informe detallado del estado físico del local. Para el momento de la entrega, el inmueble estaba convertido en un depósito, sin mobiliario e inhabilitada para recibir a investigadores. La Bóveda, aún cuando cumplía con las pautas de seguridad, se encontraba abierta. Junto con los documentos del Archivo del Libertador había materiales de oficina. La condición del edificio presentaba serios problemas de mantenimiento, mal funcionamiento de los servicios de agua y del necesario aire acondicionado para la preservación de los documentos, no funcionaba; había problemas de iluminación, deterioro en los frisos y la cerámica de los pisos, total abandono del jardín, comprometiendo de tal modo la preservación de los documentos. (Anexo 7, fotos y documento del edificio sede al momento de la entrega a la ANH).

II.1.2.- Se solicitó al Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional, la asesoría técnica para la limpieza y restauración de la documentación recibida y su posterior embalaje, a fin de ser conducidos temporalmente a las bóvedas del Banco Venezolano de Crédito, hasta completar la adecuación de la bóveda y de la planta física del Archivo del Libertador.

II.1.3.- Se solicitaron los servicios de la arquitecta Teresa Sánchez González para la realización del proyecto de remodelación de la planta física del Archivo del Libertador; se conoció y se hizo seguimiento al proceso de remodelación de la sede del Archivo del Libertador a fin de garantizar que estuviese en las condiciones óptimas para albergar el Archivo del Libertador, hasta su conclusión y entrega definitiva
Durante el proceso de remodelación y adecuación de la planta física del Archivo del Libertador se recibieron y siguieron las indicaciones técnicas del Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional para la selección y construcción de las estanterías de vidrio y mármol dispuestas para albergar el Archivo del Libertador, para la adquisición e instalación de los equipos de aire acondicionado, deshumidificadores e hidrotermógrafos que permitiesen mantener las condiciones óptimas de temperatura y humedad que exige la preservación de la documentación. El traslado de los documentos a su sede definitiva y su colocación en las estanterías se hizo siguiendo igualmente las instrucciones técnicas del Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional.

Desde el 28 de enero de 1999, fecha en la cual se firmó el acta de entrega de la documentación hasta el día 30 de mayo del año 2000 en que se inauguró e instaló definitivamente el Archivo del Libertador, en el lugar en que se encuentra actualmente, las actividades fundamentales estuvieron orientadas a limpiar, restaurar, resguardar los documentos del Archivo y a acondicionar la planta física del Archivo del Libertador a fin de que se cumpliese con los requerimientos técnicos establecidos para un archivo de estas características y siguiendo las instrucciones y recomendaciones del Centro Nacional de conservación de la Biblioteca Nacional.

II.1.4.- Bajo estrictas medidas de seguridad y garantizando igualmente la preservación y conservación de los documentos, la Academia Nacional de la Historia coordinó y supervisó la mudanza de los documentos a la nueva sede del Archivo, la cual se hizo siguiendo las indicaciones técnicas del Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional.
II.1.5.- El 30 de mayo del año  2000, se  realizó el acto de apertura del Archivo del Libertador, localizada en la Avenida Universidad Esquina de Traposos, evento encabezado por la Directiva de la Academia Nacional de la Historia y del Banco Venezolano de Crédito del momento, dado que ambas instituciones trabajaron conjuntamente en el proyecto del rescate y conservación de la valiosa colección del Archivo del Libertador, que comprende documentos militares, cartas personales, juicios, proclamas, decretos, documentos familiares, y otros de diversa índole. Documentación que es el testimonio directo de la vida y gesta del Libertador y de parte de la historia de las repúblicas que libertó, además de ser un conjunto excepcional de fuentes para el estudio de la historia social y de las ideas del siglo XIX latinoamericano. El acto contó con la presencia de importantes personalidades y con la Bendición del Monseñor Jorge Urosa. Para el momento de la inauguración la bóveda en la cual se colocaron los documentos pertenecientes al Libertador se encontraba en condiciones ambientales óptimas siguiendo las instrucciones del Centro de Conservación de la Biblioteca Nacional, entidad que hizo las mediciones de temperatura y humedad, a fin de garantizar que se cubrieran las especificaciones establecidas para la preservación y conservación de los documentos. (Anexo 8, fotos del acto de inauguración y de parte interna de la bóveda).

II.1.6.- Por iniciativa de la Academia Nacional de la Historia se constituyó la Sociedad de Amigos del Archivo del Libertador, con la participación de la UNESCO, a fin de respaldar y apoyar las actividades promovidas para la divulgación y conocimiento de los documentos pertenecientes al Archivo del Libertador.

II.1.7.- Para la conducción y coordinación de las actividades del Archivo del Libertador y tal como lo establece el reglamento aprobado para tal fin por la Academia Nacional de la Historia,  en enero de 1999 se nombró al Dr. José Rafael Lovera, curador del Archivo del Libertador (ad honorem), en julio 2000 se contrató a la Lic. Katty Solórzano y en enero de 2001 a la bachiller Marilyn Sivira para que apoyasen las actividades del Archivo: atención al público, elaboración de los Escritos del Libertador y actualización de los índices del Archivo.

En Junio de 2000 fue ratificado el Dr. José Rafael Lovera como Curador Ad honorem del Archivo del Libertador hasta junio de 2003. En  junio de ese mismo año fue nombrado el General Héctor Bencomo Barrios como nuevo curador del Archivo del Libertador.

II.1.8.- Con el objeto de garantizar la perfecta conservación de las colecciones de originales del Archivo del Libertador y por depender ellas de los indicadores de temperatura y humedad de ese espacio, dependientes del perfecto funcionamiento del aire acondicionado, luego de una serie de mediciones y acciones tomadas en aras de mantener la idoneidad ambiental, se procedió a la contratación de  personal técnico a fin de supervisar los equipos regularmente y solventar cualquier inconveniente.

También en materia de conservación se reporta la evaluación técnica realizada en marzo de 2002 por el Lic. Len Muir, experto en restauración de documentos antiguos de la División de conservación de la biblioteca de la Universidad de Michigan, quien luego de visitar las instalaciones y colecciones del Archivo del Libertador, observación y lamentó la irreversibilidad de restauración previas que dañaron documentos, motivo por el cual señaló que los intentos de restaurar otros documentos resultan innecesarios.  Destacó el Lic. Len Muir, la calidad del trabajo realizado en la actualidad por el Equipo del Archivo del Libertador al lograr establecer las condiciones óptimas de conservación y por los criterios técnicos adoptados para orientar el trabajo en este repositorio documental.

II.1.9.- Se encargó al Departamento de Restauración de la Academia Nacional de la Historia la limpieza en seco y restauración general de la Edición Príncipe (1ra edición del siglo XIX) de la obra Memorias del General O’ Leary, para ser ingresada a la bóveda. (2004.)
II.1.10.- La División de Conservación de Colecciones de la Biblioteca Nacional, a cargo de las Licenciadas Nancy Jiménez, Graciela Mascareño, a petición del Curador del Archivo del Libertador, Gral. Héctor Bencomo Barrios, realizó un diagnóstico tanto a la bóveda, como a las colecciones y al edificio en general el cual resultó satisfactorio. (2006)
Se realizó limpieza general de la bóveda y de los tomos (en seco). Al finalizar el trabajo, la Lic. Mascareño entregó informe detallado del proceso de limpieza con recomendaciones generales. (2006). (Anexo 9  informe de la Lic. Mascareño).

II.1.11.- Se realizó limpieza en seco y restauración general de 14 tomos de la obra: Documentos para la historia de la vida pública del Libertador, de José Félix Blanco y Ramón Azpúrua. (2008)
La División de Conservación de Colecciones de la Biblioteca Nacional, a cargo de la Lic. Belyamyra Mantilla, realizó un diagnóstico de la colección, a solicitud del Curador Héctor Bencomo. (2009).
La División de Conservación de Colecciones de la Biblioteca Nacional a cargo de Fran Subero y Miguel Prisco, realizaron limpieza del Archivo de Revenga para eliminar pelusa de hongo. (2009).
II.1.12.- Se revisaron y ordenaron las fotocopias de documentos pertenecientes al Archivo del Libertador que se encontraban sin clasificar y sin organizar cuando se recibieron los documentos. El lote de materiales se organizó en 76 cajas, contentivas de aproximadamente 1.400 documentos de variada procedencia relativos a la vida del Libertador, actas del Cabildo de Caracas, testamentarías, causas civiles y otras materias diversas. Se solicitó la asesoría del Lic. Antonio González Antías, del archivo del Concejo Municipal de Caracas, a fin de determinar la procedencia de estas fotocopias.

Se organizaron 17 cajas de materiales con transcripciones de documentos pertenecientes al Archivo del Libertador  a fin de revisarlos y constatar si se trata de materiales publicados o si deben incluirse en la programación de los documentos que deben ser publicados como parte de los Escritos del Libertador. (2000).
II.1.13.- Se culminó la catalogación e indexación de la Colección Muñoz-Tébar (02 tomos). (2003)

II.1.14.- Se finalizó la catalogación de la Colección Parra Pérez-París del Gallego (38 tomos), el trabajo comenzó en el 2002 y se concluyó en el 2003
II.1.15.- Se hizo revisión y corrección de la base de datos de la Colección Parra Pérez-París del Gallego. (2008).
Se realizó la transcripción de diez mil doscientos (10.200) folios de los mil trescientos (1.300) documentos contentivos en las treinta  y ocho (38) cajas que conforman la Colección Parra Pérez – París del Gallego documentos del siglo XVII, XVIII, XIX.

II.1.16.- Fueron transcritos dos (2) tomos con documentos del índice General de los documentos del Archivo, título y onomásticos basándose en los tomos de Angel Grisanti. El Archivo del Libertador.

II.1.17.- Como actividad extraordinaria, el 18 de enero de 2001 se recibió la visita del Dr. Matsura, Director General de UNESCO, quien ratificó su satisfacción por la labor de conservación realizada en el Archivo del Liberador, repositorio documental avalado por dicha institución como parte del programa Memoria del Mundo. (Anexo 10, fotos de su visita).
II.1.18.- A fin de garantizar las condiciones óptimas para la prestación de servicios y el desarrollo de las actividades regulares del Archivo del Libertador se ha puesto especial empeño en las labores de mantenimiento y equipamiento de su planta física.
II.1.19.- Gestiones varias en conservación y mejoramiento de la planta física: Desde que se incorporaron los documentos a la bóveda se diseñó y se puso en marcha un programa de mantenimiento   de los  indicadores  de temperatura   y humedad, con el fin de  asegurar la idoneidad ambiental necesaria para garantizar la perfecta conservación de las colecciones originales del Archivo del Libertador.

Se instalaron dos deshumidificadores externos a la bóveda para control de los niveles de humedad.
Ingresaron en bóveda tres ventiladores por recomendación de la División de Conservación de Colecciones de la Biblioteca Nacional.
En cuanto al equipamiento de mobiliario, se instaló una línea telefónica con dos aparatos y también se cuenta con una central telefónica que permite la comunicación con los distintos espacios de la sede, se instaló un sistema de alarma, ojo mágico en la puerta principal, se adquirió e instaló un sistema de intercomunicadores con el exterior y se restauraron sillas, escritorios y una vitrina pertenecientes a la Academia Nacional de la Historia, para iniciar las labores administrativas, además fueron encargados y colocados visillos en todas las ventanas de la planta alta y tres cortinajes de terciopelo en las puertas ventanas del vestíbulo
Se cambió la cerámica del piso de la sala de consulta (planta baja). Se pintaron la fachada de la sede y la fuente del jardín. (2006).
Fueron restaurados la puerta principal y 12 ventanales de madera;  el tejado de la pared del jardín y se  reemplazaron todas las cerraduras de las puertas de la sede. (2007)
Reparación de la puerta de seguridad de la bóveda. Limpieza del tanque de agua de la sede. Se pintó sala de consulta. Se cambiaron todos los censores de la alarma contra fuego del edificio. Fueron reparados dos motores del equipo de aire acondicionado y el motor de la bomba de agua. (2008).
Se hizo mantenimiento a las 12 ventanas de madera de la sede. Se repararon dos motores del equipo de aire acondicionado y un motor de la bomba hidroneumática. (2009).
Se hizo reparación de la bomba hidroneumática; del intercomunicador; del tercer motor del equipo de aire acondicionado. También se pinto la parte interna de la sede. La Coordinadora de Servicios Municipales de la Alcaldía de Caracas, pintó la fachada frontal y el lateral del edificio (solo la planta baja) del Archivo del Libertador. (2010)
Adicional a todas estas actividades, en el Archivo del Libertador se realizan de manera permanente trabajos de limpieza de jardín (mensual), chequeo de aire acondicionado (semanal), medición de tablero de electricidad (mensual o bimestral), limpieza general de la sede (semanal) y dotación de materiales de limpieza y oficina.

II.2.- ACTUACIONES DE LA ACADEMIA NACIONAL DE LA HISTORIA EN LA DIVULGACIÓN DEL CONTENIDO DEL ARCHIVO DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR.

II.2.1.- Se hicieron las gestiones necesarias para establecer una página Web informativa del Archivo del Libertador. La cual puede  ser consultada en la actualidad en la página Web de la Academia Nacional de la Historia.
II.2.2.- Se editaron 5.000 (cinco mil) ejemplares del tríptico destinado a promover las funciones del Archivo del Libertador. (Anexo 11, tríptico anterior y actual.)
II.2.3.- Se publicó tomo XXVIII de la colección Escritos del Libertador (coedición entre la Academia Nacional de la Historia y la Sociedad Bolivariana de Venezuela). 2004.
II.2.4.- Se publicó tomo XXIX de la colección Escritos del Libertador (desde esta fecha la colección es publicación de la ANH). 2006.
II.2.5.- Se publicó tomo XXX de la colección Escritos del Libertador. 2008
II.2.6.- Se publicó el Libro: Colección Muñoz-Tébar (Fondo Documental y propuestas para su estudio). Estudio introductorio y transcripción de la colección completa de Marilyn Sivira. 2008.
II.2.7.- Se publicaron los tomos XXXI y XXXII de la colección Escritos del Libertador. 2009. (Anexo 12. Carátulas de Tomos)
II.2.8.- Se culminó redacción y revisión del libro Reglamento y Ordenanza de 1811. Solo falta licitar y publicar por la Academia Nacional de la Historia, el tomo XXXIII de la colección Escritos del Libertador. Está en edición por el equipo del Archivo del Libertador. (2010).
II.2.9.- Se está trabajando en la preparación del tomo XXXIII de los Escritos del Libertador (2010) II.2.11.-  Atención al público y usuarios.
Se organizaron y realizaron visitas guiadas a los escolares en las instalaciones del Archivo del Libertador, en apoyo a la labor que llevan a cabo las instituciones educativas. Durante  los años 2001-2003 se dictaron treinta y nueve (39) charlas a la población estudiantil para difundir el pensamiento bolivariano y se brindó apoyo técnico a trece (13) investigadores.
El archivo del Libertador recibe regularmente en sus espacios a usuarios, estudiantes e investigadores que van a realizar consultas en la biblioteca y fondos documentales Esta actividad se inició en el cuarto trimestre del 2001. Ese año se atendieron 19 usuarios.
En los años sucesivos se amplió considerablemente la atención al público Entre los años 2002-2004 se atendieron 537 usuarios
Se recibió la visita del Embajador de la República del Perú en Venezuela Carlos Urrutia. Febrero de 2004.
Se recibió la visita de la Lic. Lourdes Blanco, miembro relator del Comité Latinoamérica/Caribe del programa Memoria del Mundo de la UNESCO. Se mostró satisfecha con el estado del Archivo del Libertador y acordó futuras acciones de digitalización y difusión. Septiembre de 2004.
Se recibió la visita de un equipo de productores y grabación del canal Vale-TV, para rodar micro sobre el Archivo del Libertador. Septiembre de 2004.
Se realizó un acto en la sede del Archivo del Libertador, en el marco del programa “Rescate del Acervo Histórico de la Nación”, realizado por la Dirección de Ceremonial y Acervo Histórico/Ministerio de Interior y Justicia. El orador de orden fue el Curador Héctor Bencomo y contó con la asistencia de la Orquesta Sinfónica de Caracas. Noviembre de 2004.

Se realizó la visita guiada a 102 alumnas del Colegio Santa Teresita del Niño Jesús. Enero de 2005.
Se recibió la visita de la Delegación de la Sociedad del General O’Leary de Irlanda, integrada por: Sr. Peter O’Leary, Sr. Michael O’Leary, Sr. Richard Lynch, Sr. Gearoid O’Mannan, Sr. Bernard Lynch. La delegación del Ministerio de Relaciones Exteriores estuvo integrada por: Román Delgado (Protocolo), Milagros Galiano (Protocolo), Luís Lugo (Interprete), Álvaro Sánchez y Teodomiro Díaz G. Marzo 2005.
Se realizó la visita guiada a personal del Ministerio de Relaciones Exteriores. Marzo 2006
Se realizó la visita guiada a personal del Archivo General de la Nación. Marzo 2006
Visita de los alumnos de la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la UCV. Mayo 2007.
Se realizó la visita guiada a 3 grupos,  de la División de archivo y correspondencia de la DISIP, a nivel Nacional. Total 58 personas. Junio 2007.
Entre los años 2005-2007, se dio continuidad a la prestación de servicios de consulta Al público, estudiantes e investigadores. Se atendieron 736 usuarios.
Se realizó la visita guiada al personal directivo, de relaciones públicas y profesores del Instituto Universitario de Tecnología del Oeste “Mariscal Sucre” (IUTOMS). Abril 2008.
Se recibió la visita de 53 alumnos de pregrado de la UNEFA acompañados por la Prof. María Serrano. Julio 2008.   

Se recibió la visita de 10 personas de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana. Marzo 2009.
Se recibió la visita de la Dra. Antonia Heredia Herrera, Ex-Directora del Archivo General de Andalucía, a fin de hacer un diagnóstico del fondo documental e intercambiar conocimientos. Marzo 2009.
Se realizó la visita guiada a 10 cursantes del Diplomado de paleografía del Archivo General de la Nación. Septiembre 2009.
En los años 2008-2009 hasta el 15 de abril de 2010 se atendieron 1052 usuarios.
Se atendió  un total de 2.344 usuarios, entre los años 2001 y 2010.

III. DE LAS ACTAS DE REVISIÓN Y VERIFICACIÓN DE LA DOCUMENTACIÓN CONTENTIVA DEL ARCHIVO DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR.
A fin de dar cumplimiento a la disposición emitida por el Presidente de la República, mediante Decreto N° 7375, del 13 de abril del presente año, donde se transfiere la totalidad del Archivo del Libertador al Archivo General de la Nación; la Academia Nacional de la Historia procedió a nombrar una comisión para llevar a cabo el proceso de inventario de los tomos que conforman este archivo.

A tales efectos se reunieron el martes 4 de mayo del año en curso, representantes de las instituciones comprometidas, con el objeto de establecer los parámetros que debían ser considerados por las comisiones nombradas al momento de elaborar el inventario; y de común acuerdo se formularon los siguientes criterios básicos:
Primero: Para el Archivo del Libertador se utilizarán los tres tomos elaborados por Ángel Grisanti titulados El Archivo del Libertador. Índice Colección O’Leary; El Archivo del Libertador. Índice Colección de documentos obtenidos en el Archivo Nacional y procedentes de otras fuentes; y El Archivo del Libertador. Índice Colección Juan de Francisco Martín.
Segundo: Se cotejará el contenido de los tomos originales de cada una de las colecciones con los índices impresos ya descritos, a fin de verificar la correspondencia entre la información de dicho índice y los tomos. En el caso de haber diferencias, omisiones, folios sin numerar, fragmentos desprendidos, o cualquier otro aspecto digno de ser mencionado, se incorporará en una sección de observaciones, dispuesta en el formato de inventario elaborado de común acuerdo entre las partes.
Tercero: El inventario será registrado en una planilla de control donde deben señalarse el número del tomo revisado, la persona responsable de la revisión, con la indicación si pertenece a personal designado por el Archivo General de la Nación o por la Academia Nacional de la Historia, la fecha en que se realizó, y las observaciones a las que se refiere el punto segundo.
Cuarto: En el caso de los tomos que no estén incorporados en los índices impresos, el cotejo de la documentación se hará a partir de los índices mecanografiados que se hallan en algunos tomos. En los casos en que no hubiese índice mecanografiado, se dará cuenta del número de folios del tomo, carpeta o caja en la cual se encuentra la documentación, y se indicará el tipo de material documental, es decir, si se trata de correspondencia, proclamas,  impresos, recortes de prensa, folletos, o cualquier otro detalle que permita hacer la descripción de la documentación.
Para el trabajo relativo al inventario del Archivo del Libertador; la Academia Nacional de la Historia designó un equipo técnico integrado inicialmente, por la licenciada Ginesita de García de Cuevas como coordinadora por la ANH, y las licenciadas Eulides Ortega, Miriam Pierral y Lourdes Rosángel Vargas, quienes iniciaron esta labor el viernes 30 de abril del año en curso. Posteriormente se incorporó el bachiller Gabriel José López (lunes 3 de mayo); la licenciada Marjorie Acevedo (miércoles 11 de mayo), y la bachiller María del Consuelo Andara (jueves 12 de mayo), la licenciada  Zully Chacón (viernes 14 de mayo), y finalmente las licenciadas Lucia González y Carmen Torres (jueves 20 de mayo). El trabajo de esta comisión concluyó el día jueves 27 de mayo del corriente, y durante el tiempo que se llevó a cabo el inventario, se cumplió un horario inicial entre las 8:00 AM y las 2:00 PM, y desde el día 19 se extendió hasta las 5:00PM.
Por sus parte, el Archivo General de la Nación nombró una primera comisión integrada por Alicia Herrera (coordinadora)  Raúl Jiménez, , Carlos Bravo, y Yesenia Mendoza, quienes iniciaron el trabajo de inventario el martes 3 de mayo; a la vez, nombraron un segundo grupo que se incorporó el 11 de mayo, formado por Williams Martínez, Orlando Contreras, Siuling Tovar y Alexandra González, quienes llevaron a cabo el trabajo, conjuntamente con el primer grupo, hasta el día miércoles 26 de mayo del año en curso. Las actividades de inventario de esta comisión, fueron realizadas en el horario comprendido de 8:00 AM-1:00 PM.
Es importante mencionar que ambas comisiones asistieron a la sede del Archivo del Libertador el sábado 22 de mayo, incorporándose a los ya mencionados, Alexander Zambrano por el Archivo General de la Nación.
Durante los días de trabajo (a excepción del sábado 22 de mayo), se realizó en la sede del Archivo del Libertador, el chequeo de temperatura, humedad y luminosidad de los espacios  de la sala de consulta (piso 1) y de la bóveda donde reposan las colecciones. Esta evaluación fue realizada por José Rafael Torres y por Luz Marina Escamilla, comisionados por el Archivo General de la Nación, y quienes cada viernes nos hicieron entrega de una copia de sus informes semanales. A partir de los resultados obtenidos entre el 3 y el 21, podemos promediar los valores de la siguiente manera:

Temperatura

Humedad Relativa

Luces totalmente apagadas

Luces parcialmente encendidas

Luces totalmente encendidas

BÓVEDA

16.88 °C

62.57 HR%

0.15 LUX

165.05 LUX

290.73 LUX

SALA DE CONSULTA

18.05 °C

65.35 HR%

-

-

39.90 LUX



La medición en la sala de consulta (piso 1) se llevó a cabo a partir del lunes 10 de mayo; y en general, los valores promedios se hallan dentro de los rangos normales de los estándares para la conservación y mantenimiento de archivos. No obstante, hay que tomar en cuenta que estos valores se vieron afectados por la presencia de numerosas personas que se hallaban en el edificio (19 aproximadamente), y por las condiciones climáticas existente. Es importante destacar que en condiciones normales, la sede del Archivo del Libertador se encuentra ocupada sólo por el personal que allí labora, es decir, siete personas quienes permanecen en la sede desde las 8:30 AM hasta las 2:00 PM, con la eventual visita de investigadores y grupos interesados en conocer el archivo.
En cuanto a la labor de inventario, es preciso señalar que el mismo se efectuó de manera ordenada según la disposición del conjunto documental del Archivo del Libertador, el cual está compuesto por 287 tomos, divididos de la manera siguiente:
  • Sección Daniel Florencio O’Leary (tomos 1 al 54)
  • Sección Archivos Nacionales y otras fuentes (tomo 55 al 100C)
  • Sección Juan de Francisco Martín (tomos 101 al 165)
  • Sección Juan Bautista Pérez y Soto (tomos 166 al 208)
  • Sección Archivo de Sucre (tomos 1 al 17)
  • Sección Archivo José Rafael Revenga (tomos 1 al 18)
  • Sección Parra Pérez-París del Gallego (38 cajas)
  • Sección Muñoz Tébar (2 cajas)
Las secciones Daniel Florencio O’Leary; Archivos Nacionales y otras fuentes; y Juan de Francisco Martín, contaron con un índice elaborado por Ángel Grisanti publicado en 1956. Por su parte, la sección Juan Bautista Pérez y Soto fue cotejada a partir de índice realizado por la Sociedad Bolivariana de Venezuela, institución que hasta 1999 custodió este conjunto documental; sin embargo, hay que destacar que no todos los tomos de esta colección contaron con un índice, por lo tanto, cuando se presentaron estos casos, se procedió según lo acordado en los lineamientos de trabajo ya mencionados.
La sección Archivo de Sucre, tampoco contó con un índice para su cotejo, razón por la cual se trabajó directamente con los tomos, con la indicación de las características generales del documento, es decir, si se trataban de cartas, folletos, oficios, las condiciones de conservación del tomo, entre otros aspectos que eran reflejados en los papeles de trabajo de cada comisión. Es de advertir que este archivo está compuesto por documentación que poseía la esposa de Antonio José de Sucre, y por papeles adquiridos en Quito por el profesor norteamericano Hiram Bingham, quien en 1938 los vendió al Estado venezolano, esta última parte cuenta con un índice que se halla en el tomo 17 de la colección; sin embargo, no se utilizó por no corresponder a la totalidad ni al orden de los documentos que conforman los tomos de la sección Archivo de Sucre.
Por su parte, el inventario de la colección José Rafael Revenga, se llevó a cabo a partir del índice que posee la sección, y que fue cedido por el Dr. Juan José Abreu en 1952 al Archivo del Libertador. En cuanto a la sección Parra Pérez-París del Gallego, debemos señalar que la misma cuenta con una base de datos elaborada por la licenciada Grecia Salazar Bravo; no obstante, no se trabajó con ese catálogo, en virtud de no poseer el impreso que facilitara el cotejo de la información. En tal sentido, el chequeo se realizó directamente con la documentación, considerando los criterios establecidos para ello. Finalmente, la sección Muñoz Tébar fue revisada en función del índice publicado por la Academia Nacional de la Historia en 2008.
Como balance general del inventario podemos advertir los siguientes datos: el total de tomos inventariados fue de 287; de este total de tomos se desprende además, que fueron verificados 84.279 folios, de los cuales 626 constituyen folios en blanco numerados. También fueron considerados los folios en blanco no numerados, los cuales representaron un total de 6.456 folios que no se incluyen en el total general de folios verificados. Finalmente se procedió a totalizar los folios faltantes, lo cual arrojó como resultado la ausencia de 168 folios.
En cuadros que se anexan a continuación, presentamos en detalle el total de folios, el total de folios en blanco numerados, el total de folios en blanco no numerados, y el total de folios faltantes, desglosados por secciones y tomos que la conforman, evidenciándose que el total de folios a ser entregados (folios escritos, blancos numerados y no numerados) es de 91.361. Igualmente se acompañan copias de las Actas suscritas por los integrantes de la Comisiones designadas por la Academia Nacional de la Historia y el Archivo General de la Nación, en las cuales se detalla el trabajo realizado y sus observaciones complementarias. (Anexo 13, Actas de revisión y verificación de la documentación contentiva del Archivo del Libertador).
De la manera expuesta, presentamos este Informe en nuestra condición de Depositarios Custodios de la documentación que conforma el Archivo del Libertador Simón Bolívar.
Caracas,
 
Información Adicional
» Archivos y Colecciones
» Archivo de Miranda
» Archivos Inéditos y Colección de Manuscritos